Sinestesia, entre azules y grises

 

La fotografía se ha convertido en un medio utilizado por millones de personas alrededor del mundo para diferentes propósitos. La amplia gama de medios de comunicación se ocupan de distribuir información de manera inmediata a través de imágenes, convirtiendo a la sociedad en una visual. El origen de la palabra fotografía, proviene del griego phos–grafis (luz escrita), cuyo significado literal es el efecto de la luz sobre una sustancia química; invención que lleva desarrollándose por los pasados 200 años, manteniendo una constante clara en todas sus etapas: sin luz, no hay fotografía.

Hoy, en el 2017, Arnaldo Cotto nos transporta al siglo XIX, a través de la exposición Sinestesia, una muestra en donde el artista experimenta con diferentes procesos antiguos para comunicar su sentir.  Desde su punto de vista, la sinestesia es un cuestionamiento entre dos espacios de creación y conocimiento que se comunican a través del medio fotográfico y sus procesos: la figuración y la abstracción. La colección demuestra el dominio de Cotto en las técnicas del cianotipo y en la aplicación de emulsiones de gelatina de plata sobre diferentes soportes. La sinestesia en la sala de exposición de la Casa Aboy, cobra vida entre una variedad de tonalidades de azules y grises, creando una congruencia entre diferentes series que dialogan entre sí.

La serie Atajos en el extravío, consiste de una colección de cianotipos abstractos sobre papel de acuarela, en donde dominan las líneas y la geometría, sobreexpuestas en una gama de azules. Construcciones de dípticos, trípticos y polípticos, crean rutas que llevan al espectador a viajar en el tiempo y en el espacio. Estas impresiones, pueden fácilmente haber sido creadas en el 1842, cuando Sir John Hershell inventó la técnica del cianotipo, y eso es lo alucinante de las piezas de Arnaldo Cotto, sus fotografías no tienen época. El autorretrato ha formado parte del desarrollo artístico de Cotto, acto que integra con sutileza en las series: Un barco en una casa y Soy un cuerpo de agua. Estas impresiones únicas, las crea aplicando emulsión de gelatina de plata sobre tela y aluminio, a través de un proceso creativo meticuloso y extenso; aplicando terminaciones que fomentan la interacción del espectador, provocando diferentes emociones a través de imágenes llenas de misterio y movimiento. La exposición Sinestesia es una refrescante muestra que nos lleva a adentrarnos al mundo del artista, una oportunidad para apreciar algunas de las posibilidades técnicas, estéticas y discursivas de la fotografía alternativa en el contexto contemporáneo.

 

Gretchen Ruiz Ramos

Curadora exposición

 

 

Gretchen RuizComment