"Deambulando", exposición fotográfica de Pedro Martínez

Si pudiera contarlo con palabras,  no me sería necesario cargar con una cámara
                                                                                                                -Lewis Hine

   La invención de la fotografía revolucionó la manera de contar historias en el siglo XIX, convirtiéndola en una herramienta de comunicación visual para documentar la realidad. En sus inicios, la fotografía se utilizó para diferentes propósitos tomando auge el retrato, haciéndolo accesible a la masa; hecho que desplaza a la pintura y causa una controversia en la plástica. El equipo era pesado y los tiempos para capturar una imagen eran largos, haciendo el medio complejo en su movilidad.  En 1838 Louis-Jacques-Mandé Daguerre en París, retrató desde la ventana de su residencia la primera fotografía de paisaje urbano que incluía personas, Boulevard du Temple. Al ser los tiempos de obturación tan largos, todo lo que estaba en movimiento en la escena quedó borroso, excepto un señor que esperaba pacientemente a que un limpiabotas le ofreciera sus servicios. Esta fotografía, junto a View from the Window at Le Gras (1826-1827), le abrieron camino a Daguerre para presentar su invención a la Academia de París y llevar la fotografía al alcance de todos. Múltiples personas alrededor del mundo colaboraron para que el medio se desarrollara rápidamente, reduciendo los tiempos de exposición, haciendo posible que para mediados del siglo XIX se pudiera documentar la vida cotidiana en exterior.

A raíz de este movimiento, comenzó a desarrollarse el documentalismo social, el fotógrafo se convierte en un comunicador de historias, presentando la realidad a través de imágenes. Los fotógrafos comenzaron a documentar injusticias, desigualdades sociales y abusos laborales con el objetivo de denunciar. De éstos, se destacó el fotógrafo Lewis Hine, quien logró que se aplicara una reforma laboral para proteger a los niños que trabajaban injustamente en fábricas alrededor de los Estados Unidos. Hine se tomó la tarea de documentar e investigar, creando alrededor de cinco mil fotografías durante el transcurso de un año. Este proyecto, completado a principios del siglo XX, aún es admirado y estudiado en la era actual de la fotografía digital. Los niños, mirando directamente a la cámara, fomentan una conección con el espectador, integrándolo a la escena.

Siguiendo los pasos de Hine, el fotógrafo Pedro Martínez presenta Deambulando, un proyecto de investigación y documentación social realizado durante siete meses, periodo en el cual frecuentó varios lugares de alta población de personas sin hogar, en el área metropolitana. A través de una serie de retratos, fotografías aéreas, fotomontajes e instalaciones, el artista comunica su preocupación ante la situación social que enfrentan estas personas a diario.  En Quiero ser como tú, Martínez presenta una serie de retratos de ocho hombres y una mujer, capturando su esencia y personalidad. Las historias son diversas y a través de la instalación Habitat, el visitante a la exposición puede conocer más acerca de su vida por medio de un audiovisual con entrevistas realizadas por el fotógrafo en sus múltiples visitas. Dos fotografías aéreas detallan los lugares exactos donde se realizó el proyecto, una visualización desde el aire que ubica al espectador en tiempo y espacio desde una perspectiva inusual. Se difuminan en el mapa, al igual que se difuminan en las vidas del ciudadano común quien ignora a estos seres humanos que forman parte de la sociedad.

Una de las piezas de mayor impacto es el fotomontaje en gran formato, No me des la espalda. Martínez ubica a varios deambulantes frente al Capitolio de Puerto Rico, provocando un discurso sobre su inquietud de que se atiendan las necesidades de las personas sin hogar en la Isla. En Deambulando, Pedro Martínez se integra en las vidas de Andrés, José, Wilson, Luz, Edgar, Roberto, René, Christian y Anthony, con la intención de aportar a la solución del problema. Estas personas han sido víctimas del sistema en momentos de una crisis económica en que la vida de los puertorriqueños se complica cada día más. Martínez busca, por medio de la fotografía, crear concientización y empatía hacia esta comunidad, con un estilo innovador en el documentalismo social. El fotógrafo integra la tecnología en el proceso creativo de postproducción para acentuar el matiz de las imágenes, convirtiendo su propuesta documental en una artística, con el motivo de expresar su mensaje y compartir su visión con los demás.

Prof. Gretchen Ruiz Ramos

Curadora exposición

Gretchen RuizComment